ona-mano

Cuando estamos esperando la llegada de nuestro bebé, imaginamos ese momento como la culminación de un proceso lleno de cambios y novedades, un proceso que dura nueve meses, y que permite hacernos a la idea de cómo será nuestra nueva vida. Si es la primera vez que estamos embarazadas nos hacemos muchas preguntas relacionadas con el parto, con la lactancia, los cuidados del bebé y tantas otras cosas.

 

 

 

Muchas dudas se van compartiendo con otras embarazadas si acudimos a los grupos de preparación al parto o nacimiento, y otras se resuelven cuando el bebé ya nació y seguimos en contacto con otras mamás en los grupos postparto, o si tenemos amigas, hermanas, nuestras madres que ya tuvieron bebés.

Sin embargo, no solemos estar informadas de lo que deberíamos hacer frente en un nacimiento prematuro, pese a que son trece millones de niños y niñas que nacen prematuros cada año en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) con el apoyo de centros europeos, definió como prematuro a aquel recién nacido antes de las 37 semanas de embarazo cumplidas. Independientemente de la definición utilizada, hoy el término prematuridad, parece insuficiente, ya que comprende un grupo de niños muy heterogéneo que tienen edad gestacional, peso de nacimiento, estado nutricional y riesgos diferentes, por lo que, ha sido necesario catalogarlos en subgrupos. Así surgen los recién nacidos de muy bajo peso de nacimiento que corresponden a los menores de 1.500 g, los recién nacidos prematuros extremos que se refiere a los menores de 1.000 g o menores de 28 semanas y el recién nacido micronato o neonato fetal que son aquellos que tienen un peso entre 500 y 750 g y constituyen el grupo de mayor riesgo.

Las causas son diversas, y algunas no son predecibles ni tratables, pero hoy en día, el avance científico y tecnológico, permite que muchos niños y niñas nacidas pretérmino consigan salir adelante sin secuelas. Aunque la tecnología sea necesaria e imprescindible en muchos casos, no podemos olvidar, que estos recién nacidos también necesitan el contacto con sus madres y el alimento que ellas pueden proporcionarle.

Tócame mamá: método canguro.

hugo-manosSi nuestro bebé es prematuro, seguramente estará los primeros días de vida en una incubadora. Según las necesidades que tenga, estará rodeado de aparatos que le medirán las constantes vitales, puede que tenga alguna sonda o vía en su cuerpo. Nos puede parecer imposible tocarlo o cogerlo en brazos.

No es difícil imaginar, que si cualquier bebé al nacer se siente placentero en los brazos de su mamá, escuchándola, oliéndola, reconociéndola y buscando el alimento de sus pechos, uno prematuro también tiene las mismas necesidades. Por eso, sin interferir en los actos médicos que requiera el pequeño, debemos aproximarnos a él cuanto antes mejor, y el Método Canguro promueve ese contacto precoz y continuo.

Fue en 1979 cuando los pediatras Edgar Rey y Héctor Martínez del Hospital de San Juan de Dios de Bogotá (Colombia), iniciaron un programa de cuidados del prematuro mediante el "Método de la Madre Canguro". No había incubadoras suficientes para cuidar a los bebés nacidos prematuramente, y se les ocurrió algo tan sencillo y natural como colocar al bebé en contacto con su madre y si ésta no podía, con su padre o algún familiar, piel a piel.
Este acercamiento va a favorecer la creación del apego o vínculo afectivo entre el recién nacido y la mamá, ayudando y facilitando la lactancia, mejorando las constantes del pequeño y reduciendo el tiempo de hospitalización(1).

Actualmente son muchos los hospitales españoles (sobretodo públicos), que promueven este Método en los Servicios de Neonatología. En nuestraComunidad Autónoma, los dos Hospitales donde se ingresan bebés prematuros, SonDureta y Hospital Son Llàtzer, están permitiendo practicarlo. Todo va adepender de la situación del menor, de la predisposición de la madre y del equipo médico, de enfermería y auxiliares. El método canguro no tiene límite, así que si la madre y el padre se turnan, podrían cubrir las 24 horas del día en contacto directo con el bebé.

No importa el tamaño y peso del bebé. Se ha demostrado su eficacia, permitiendo disminuir el número de infecciones, mejorando la temperatura corporal, disminuyendo los episodios de apneas que sufren los niños prematuros y aumentando la confianza de las madres.

Lactancia en la prematuridad.

ona-pechoLa separación que forzosamente el niño o la niña y la madre sufren en los casos de nacimientos prematuros, va a dificultar el inicio de la lactancia natural. Si la madre ha quedado ingresada y medicada, la dificultad aumenta.

Para conseguir la secreción de la leche lo mejor sería la estimulación por parte del bebé, pero si no es posible, podemos pedir en el hospital un extractor de leche eléctricoo manual, y cada tres horas utilizarlo hasta poder iniciar la lactancia. Normalmente el equipo de enfermería ofrece esta posibilidad.

La leche extraída será guardada y utilizada para alimentar a nuestro bebé a través de una sonda, a no ser que estemos medicadas. En ese caso el equipo médico nos informará si puede ser o no utilizada, dependiendo del medicamento que nos estén administrando, aún así es importante seguir con la extracción entre seis y ocho veces por día, para poder después lactar a nuestro bebé.

El bebé prematuro tiene muy bajas defensas, y el poder alimentarlo con nuestra leche es el mejor regalo que le podemos dar. Además, la asimilación de la leche materna por el sistema digestivo, a veces algo inmaduro en estos bebés, es óptima, la digieren mejor que la artificial.

 

Cuando el bebé es muy prematuro no posee el reflejo de succión, por eso será alimentado a través de una sonda. En cuanto sea posible, se puede iniciar estimulación directa del bebé sobre el pezón con un relactador. Consiste en un recipiente con nuestra leche, colocado por detrás del cuello, dejando caer una sonda hacia el pezón,así cuando el bebé intente succionar, auque no tenga suficiente fuerza para conseguir estimular la eyección de la leche, le irá cayendo por la cánula. Esta estimulación será positiva también, en cuanto a la producción de leche. Si necesitamos ayuda con el manejo de este sistema, la Associació Baleard'Alletament Matern (ABAM), nos puede orientar en sus reuniones quincenales o telefónicamente(2),(3).

El aumento de peso y la buena succión, son dos de los criterios principales para el alta hospitalaria, así que vale la pena intentarlo. Finalmente en casa, un bebé prematuro que haya evolucionado correctamente, no debería presentar más dificultades durante la lactancia que cualquier otro bebé.

¿Estamos solas?

Es difícil describir la experiencia de ser madre de un bebé prematuro ya que la vivencia de un nacimiento, cada mujer la siente y la expresa de manera diferente.

Por una parte la alegría de ser madre, de conocer a tu bebé...es algo incomparable. Por otra parte una separación forzosa, diría traumática, el miedo y la incertidumbre de lo que podrá pasar. Sí es común, encontrar en la antesala de las incubadoras, un grupo de madres inquietas, temerosas, conteniendo emociones, en otras ocasiones desconsoladas.

A los bebés los cuidan un grupo de enfermeras y auxiliares especializadas 24 horas al día. Entran y salen médicos especialistas constantemente a realizar pruebas, a pautar tratamientos. A las mamás nadie las cuida, ni las entienden, sólo entre ellas, mujeres que viven una experiencia común, que se miran a los ojos y comprenden.

mamabebeSon días largos, de espera. Esperando entrar a la sala de incubadoras y ver a tu bebé que sigue bien, esperando el parte médico de todos los días, esperando que el bebé no haya perdido peso, esperando que pueda respirar por sí sólo, esperando que no tenga ninguna secuela, esperando salir corriendo del hospital.

Pero no estás sola, hay un bebé que también espera todos los días tu abrazo, el olor de tu piel, la canción que le susurras y el latir de tu corazón.

 

 

 

 

 

 

 

 


Elisa Bosch Donate:

Mamá de Hugo, nacido prematuramente en la 30 semana de gestación. El niño que me recuerda todos los días el milagro de la vida.
Mamá de Majda, nacida en mi corazón, adoptada de lugar mágico de África. La niña que me recuerda todos los días la generosidad de la vida.
Profesora de Fisioterapia de la Universidad de les Illes Balears. Vocal del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de les Illes Balears. Especializada en fisioterapia del suelo pélvico.

 

Bibliografía y enlaces de interés.

(1). Closa Monasterolo R. et al. Método canguro enrecién nacidos prematuros ingresados en una Unidad de Cuidados IntensivosNeonatal. 1998, 49: 495-98.

(2). Relactación. Revisiónde la experiencia y recomendaciones para la práctica. Organización Mundialde la Salud. 1998. WHO/CHS/CAH/98.14.

(3). ABAM.Associació Balear d'Alletament. Calle de la Rosa 3, 07002 Palma de Mallorca.Telf. 617897175. Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

4. Antes de Tiempo.Nacer muy pequeño. Carmen R. Pallás. Javier de la Cruz. Exlibris Ediciones,2004.

5. Tu hijoprematuro: sus primeros cinco años de vida. N. Bradford. Grupo EditorialCEAC, 2003.

6. Manual para padres con niños prematuros. Manual norteamericano, traducido en colaboración con la Sociedad Española de Neonatología. Se proporciona de manera gratuita, llamando al 901211211.

7. http://kangaroojaveriana.edu.com. Información sobre la red internacional cuidados "madre canguro", incluye descripción detallada del método paraniños prematuros.

8. PREMATURA.Asociación de padres de niños prematuros de Cataluña. Tel. 676123248. www.prematura.org

9. APREM. Madrid. Tel.696091780

10. APRAPEM. Argentina.www.aprapem.org.ar

 

Comentarios  

 
+1 #4 EVA PASCUAL ROIG 12-06-2012 21:34
Un artículo claro y cálido, y de gran ayuda para los padres que se encuentran en una situación similar y, por qué no, para los padres, de hijos como tu llamas nacidos de corazón, a quienes nos encanta saber y entender de otros muchos milagros de esta vida.
Gracias Elisa, excompañera y amiga de la infancia. Desde aquí, y ante mi sorpresa por encontrarte en este universo llamado también internet,
Abrazos.
Eva Pascua
Citar
 
 
+2 #3 marta m 09-03-2011 13:07
Un articulo genial y conmovedor. Soy mama de un niño prematuro, nacido a las 32 semanas de vida. "Mi niño milagro" llego pronto y sin avisar, y mama y papa no estabamos preparados para ello. Nadie te enseña, nadie "quiere asustarte" durante el embarazo y contarte que existe esa posibilidad ... aunque remota, existe. Los papas de prematuros no estamos preparados, y mucho menos las mamas, a quien se les rompe un ciclo natural antes de tiempo, que ni la mente ni el cuerpo comprende ... Desgraciadament e es un proceso muy solitario, desconcertante y doloroso. Yo intente amamantar, pero la desinformacion, la soledad y la novedad de todo me vencieron ... Se necesita gente preparada en las UCIN's, profesionales que guien a los padres en esta paternidad "adelantada", a las madres a amamantar a sus pequeñines, a comprender la sensacion de vacio de su alma y su cuerpo .... Yo aun lucho por comprender muchos sentimientos de entonces ... 5 años despues.
Besos y gracias por este gran articulo
Citar
 
 
0 #2 noeliav 02-06-2010 09:20
Elisa, enhorabuena por este artículo escrito desde tus amplios conocimientos y sobretodo desde tu corazón...No he pasado por esa experiencia , pero debe ser muy duro ..Hugo y tú sois unos luchadores..si me premites , yo añadiría la labor de las mamás donantes de leche y de los Bancos de leche materna para alimentar a estos pequeños que tanto lo necesitan con el mejor alimento posible..
Gracias
Citar
 
 
+1 #1 Lourdes Mirelles R. 31-05-2010 22:19
Excelente y enternecedor artículo. Como madre de mellizos prematuros me he sentido muy identificada. Ver a mis hijos crecer sanos y felices sigue siendo un milagro para mi. Gracias por publicarlo y un saludo desde Madrid.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Joomla SEO powered by JoomSEF