cesta-oscura2.pngMIRAMOS, OLEMOS, PROBAMOS, TOCAMOS, ESCUCHAMOS...EXPERIMENTAR CON LAS CESTAS

Hace mucho tiempo ya que en nuestra escoleta usamos las cestas sensoriales como instrumento de aprendizaje con los niños más pequeños. En nuestro ámbito laboral nos planteamos cómo ofrecer a los alumnos otros materiales, que no fuesen los típicos juguetes compradosy así poder aprovechar muchos de los materiales que nos rodeaban. 

 

Así es como en el patio juegan con bicicletas y triciclos, pero también con cajas de cartón y de “frutas”. Esta huída de los juguetes tradicionales hasta llegar a los materiales sensoriales comenzó en nuestras aulas hace un par de años.


Al principio teníamos pocas ideas y funcionábamos con la "Cesta de los Tesoros" y el material del Juego Heurístico.
¿Qué era la Cesta de los Tesoros? Una cesta de mimbre, grande y amplia donde cabían unos 60 objetos de la vida cotidiana, de diferentes materiales (naturales, de piel o ropa, metálicos, de cartón…, evitando el material de plástico) y que proporcionasen mucha información sensorial a los niños que todavía no caminaban.


Y qué era el Juego Heurístico? Pues, una continuación de la cesta, es decir, contenedores combinados con muchos materiales de desecho o recuperados de tiendas, etc, que hacen posible la combinació entre ellos y que ajudarán a los niños a contestar a la pregunta  “¿Qué puedo hacer con esto?”


Cuando nos propusimos cambiar esta concepción de Juego= Juguetes, se nos apareció  “la Cultura del desecho”.
Nuestras aulas se llenaron de móviles hechos con materiales naturales como ramas, piñas, caracolas; los pasillos y las zonas comunes se llenaron con paneles de cerrojos, manetas y llaves de luz, de botones y cremalleras… y aparecen nuestras CESTAS. Las CESTAS SENSORIALES son una versión de la conocida "Cestas de los tesoros", donde se prima una cualidad del objeto (tipo de material, sensación que ofrece, tema que trata, sentido que estimula, etc). En cada curso las educadoras nos implicamos para ofrecer a los niños nuevas formas de diversión y de exploración, propuestas bastante motivadoras que les hagan observar, explorar y jugar con el entorno y con un material que no és un juguete.


Nos gusta hacer cestas temáticas donde el protagonista sea el material presentado y los niños tengan que mostrar su originalidad. Nuestra búsqueda contínua ha hecho que ya tengamos cestas de las estaciones (otoño, verano), cestas específicas de materiales (telas, cartón y papel), de las sensaciones (texturas, frío), de los sentidos (de la luz, objetos que hacen ruído imágenes, olores), sin olvidarnos de las cestas de instrumentos, de los cuentos, del masaje, de las marionetas, etc.


Nuestra propuesta fue del agrado de nuestros pequeños y poco a poco, dentro de las aulas fuimos disminuyendo el espacio para los juguetes tradicionales y aumentando el espacio para este material tan fantástico, y eso nos ayudó a cambiar la visión que teníamos del juego de nuestros niños.


Esta nueva concepción se traslada a las famílias y así en su casa también pueden ir arrinconando los juguetes tradicionales, para entrar en el mundo fantástico de las Cestas.  A continuación  os detallaremos una serie de Cestas y todo el material que pueden contener, siempre teniendo en cuenta la inserción de nuevo material, dependiendo de las nuevas ideas que puede aportar cada educadora o bien cada familia. Es muy importante tener presente que debe ser material que el niño pueda manipular sin hacerse daño, es decir que se lo pueda llevar a la boca, que lo pueda manipular sin dañarse.

cesta-telas.png

*Cesta de “Las Telas”
Con esta cesta  se intenta desarrollar el sentido del tacto y de la vista de los niños, jugar de esta forma con las telas nos permite vivenciar nuestro cuerpo.
Telas más largas, más cortas, de un solo color, multicolores, ásperas, suaves, rugosas… todas ellas nos han servido de experimento.
Además de manipular las telas y usar el tacto, también nos han ayudado para: ponérnoslas en la cabeza, en el cuello, para escondernos (cucú), para arrastrarlas… toda una serie de cosas que hemos ido aprendiendo.

 

 
cesta-oscura.png* Cesta de “A oscuras”
Con esta cesta intentamos introducir el juego a oscuras y a experimentar con los sentimientos que produce la oscuridad.
El hecho de ir poniendo el aula a oscuras, muy poco a poco, encendiendo velas, luces colgadas, lucecitas en el suelo, encendiendo un proyector de diapositivas y escuchando la música... és una nueva experiencia. A veces, hay educadoras, que según el grupo de edad que tienen (generalmente a partir de los 5 años), intentan hacer un rincón a oscuras para demostrar a los niños que la oscuridad no hace nada. Intentan inculcarles el sentimiento de “no tener miedo a la oscuridad”. En el caso de niños más pequeños, sólo hemos intentado tener una nueva experiencia y conseguir que se relajen y jueguen con la luz y la oscuridad.

 

cesta-espejo.png* Cesta de “Los espejos”

En este caso se intenta potenciar la propia imagen de los niños.
Conocer su cuerpo, su cara, sus gestos…, todo unido hace que el niño tenga un mayor conocimiento de su cuerpo y una mayor autoestima.
Los espejos pueden ser muy variados, desde espejos comunes hasta objetos que pueden reflejar su imagen como cd’s reciclados o tapas metálicas.

 

Otras cestas:


* Cesta de “Las Botellas”
Con esta cesta se intenta desarrollar el sentido de la vista y del oído de los niños, principalmente.
Los mismos recipientes contienen objetos muy diferentes: piedrecitas de colores, las conchas del mar, algas, el agua cambia gracias al colorante, el grosor de la pintura en una botella, la purpurina, los botones, las gomitas de colores, los pétalos de flores, etc.
La experiencia también puede resultar gratificadora por el ruido de las botellas, por hacerles rodar, por simular que beben, por atarlas como si fueran un tren, etc.
Conviene tener presente que estas botellas tienen que tener el tapón sellado con cola, así no se podrán abrir y su interior no se derramará ocasionando un problema.

* Cesta del “Verano”
Con esta cesta se intenta desarrollar el sentido del tacto de los niños.
Sensaciones que pronto, ellos mismos con vosotros, podrán experimentar por las playas de nuestras Islas.
El hecho de tocar la arena, de jugar con bolas  construídas por la propia naturaleza, ver las conchas… son nuevas sensaciones que tal vez ya vivieron el verano pasado pero que, seguramente, cada año irán enriqueciendo más. Conviene que este material recogido de las playas no sea de pequeñas dimensiones.

* Cesta de “Las Cajas”
A través de las cajas potenciaremos el tacto, la vista y el oído.
Cajas de diferentes materiales, de diversos colores y variados tamaños, con multitud de características que hacen que el juego con ellas sea muy especial. ¿Hacen ruido?, ¿Las puedo abrir? son preguntas que se harán los niños y que producirán muchas sensaciones nuevas.

* Cesta de “Los Aromas”
Con esta cesta se intenta desarrollar el sentido del olfato de los niños y que experimenten nuevos olores.
Jabones, especias, chicles, crema hidratante, patatilla, incienso, velas, colonias, naranjas, limones, regalíz, madera, tallos de plantas aromáticas, cereales......un montón de olores que se van recogiendo por hacer esta cesta.

* Cesta del “Frío”
La idea de esta cesta es “tener la sensación de frío”. El tacto será el sentido más potenciado .
Desde botellas congeladas, a cubitos de diferentes formas, pasando por cucharas, trozos de cadenas o bandejas de metal. Todos ellos son objetos que al principio no gustan pero que después les atraen mucho.


Es muy importante que los objetos de las cestas sean cambiados periódicamente y lavados con mucha frecuencia, eliminando todo aquello que se estropea. Como podéis ver, son muchas y variadas las ideas que pueden ir surgiendo con las cestas.  Como hemos citado anteriormente, nuestra búsqueda es contínua y las últimas que hemos introducido y que, hoy por hoy, son ideas que “dejamos al aire” son la cesta del otoño, la cesta de las texturas y el tacto, la cesta delos objetos que hacen ruido y la cesta de las imágenes.

A medida que pase el tiempo, dejaremos volar nuestra imaginación para que vayan surgiendo más ideas.
Tal vez más adelante nos volvamos a encontrar. Mientras tanto  ¡que paséis un buen rato elaborando vuestras propias cestas!

 

 

 


Maria Àngels Pizarro Travé es técnica especialista en educación infantil y Maria Dolors Coll Borràs es Licenciada en Ciencias de la Educación. Ambas educadoras de “S’Escoleta d’es Molí”. Cra. Valldemossa, Km. 5 Palma (07120). Tel: 971 438 820 ó 654 175 840

Comentarios  

 
0 #1 galletas 23-10-2014 06:37
Oye, esto es muy interesante!, a ver si me
paso más amenudo por aquí a leer
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Joomla SEO powered by JoomSEF