barriga-samira.jpgLa danza oriental tal y como la conocemos hoy en día tiene una relación directa con la maternidad y con la mujer que viene de muy lejos. En los lejanos tiempos en los que la historia aún no se escribía, sino que el saber se transmitía de forma oral de generación a generación, las mujeres, que honraban a la Madre Tierra, Gaia, ya tenían, surgiendo del puro instinto femenino, movimientos y danzas rituales que estaban dentro de la vida cotidiana.

 

Movimientos que surgían de forma instintiva en los partos, en las muertes, en las pasiones, en el sexo, en las iniciaciones y en los duelos. Movimientos existentes en los ciclos de vida-muerte-vida que ellas observaban en toda la naturaleza. Aquellas ancestras nuestras de los tiempos en los que lo femenino era sagrado crearon el inicio de lo que conocemos como danza oriental y que ha llegado hasta nosotras enriquecida por culturas posteriores, desde las tribales más antiguas, pasando por la mesopotámica, egipcia faraónica, indú, africana, griega, contemporánea...


La danza oriental tiene una técnica extensa por tanto requiere aprendizaje y esfuerzo, por supuesto, pero la esencia de la danza viene del instinto ancestral de la mujer que desgraciadamente está muy olvidado hoy en día. Es posible recuperarlo, es posible adentrarse en esta danza y dejarse llevar por ella para llegar a sentir la magia que esconde detrás de los clichés morbosos occidentales que le han colgado.


Esta danza  es ideal para el cuerpo de la mujer en todas sus facetas, infancia, pubertad, adolescencia, maternidad, madurez y menopausia. Concretamente en la maternidad sus movimientos nos ayudan a preparar el cuerpo para todos los cambios que se están produciendo en el interior y nos ayudan a prepararlo para el trabajo de parto. Posteriormente también nos ayudará a recuperar el cuerpo y devolverle su tonicidad y movilidad de forma absolutamente respetuosa, sin brusquedades, ni prisas, dentro del período de lactancia. Y no sólo es ideal para el cuerpo sino que también lo es para la mente de una mujer que va a ser madre, pues se prepara y vive la época de su vida más importante y especial.

Y la mente actual que necesita, conocer, saber y aprender lo que antes se sabía por instinto unido a la sabiduría de las otras mujeres que ya habían pasado por ello y que lo transmitían a las demás mujeres; puede encontrar también respuestas a todas sus preguntas en las charlas y exposiciones que se harán en las clases de Preparación Maternal hablando entre nosotras de todo el proceso de la concepción, el parto y el puerperio, todo lo que sucede y puede suceder, todo lo que se siente y puede sentirse.

Danza y charla se unen para aprender saboreando energía femenina,  en uno de los momentos más especiales de la vida de una mujer: el embarazo.


Clases impartidas en Inca por Samira, profesora de danza oriental, doula, naturópata y madre. Más información en el tf. 646 609 980 o en la web www.samiramallorca.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Joomla SEO powered by JoomSEF